Lesiones de la Boca - Clínica dental en Chamberí - Tratamientos sin dolor

Vaya al Contenido

Menu Principal

Lesiones de la Boca

Tratamientos


___________________________________________________________

Sonríe, es la llave que encaja en la cerradura del corazón de todos.
-- Anthony D'Angelo --

___________________________________________________________

Lesiones Orales

Afta

Liquen

Ulceración en la Lengua

Queilitis en Comisuras

Verrugas y Papilomas

Anomalías en la Lengua

Patología y Medicina Bucal

Tratando las enfermedades de la boca


¿Qué es la medicina bucal?
La medicina bucal es la parte de la odontología que se encarga del diagnóstico y tratamiento de las enfermedades primarias (cuyo origen es la boca) o secundarias (enfermedades generales que repercuten en la boca), que afectan a estructuras de la cavidad bucal o a estructuras adyacentes. Se encarga de la naturaleza, identificación y tratamiento de las alteraciones y enfermedades localizadas en la cavidad oral, maxilar, mandíbula y órganos dentarios (comprendiendo todas las estructuras que lo conforman), así como las relaciones que estas guardan con problemas sistémicos.
Es una ciencia que estudia las causas, procesos y efectos de las enfermedades que aquejan al complejo oral y maxilofacial. La práctica de la Patología Bucal incluye la investigación y diagnóstico usando exámenes clínicos, radiográficos, microscópicos y bioquímicos así como el manejo de la entidad patológica.

¿Por qué es importante la medicina bucal?
La cavidad bucal es en ocasiones el asiento de lesiones cuyo origen puede ser local o bien la expresión de enfermedades que afectan a todo el organismo.
Estar en posesión de un buen conocimiento médico facilita una correcta actitud preventiva y, llegado el caso, un rápido diagnóstico y tratamiento oportuno.
No tener en cuenta toda esta patología médica y limitar la primera visita o los controles de mantenimiento a la simple inspección de los dientes, puede provocar que pasen inadvertidas diferentes alteraciones; desde simples lesiones benignas a las tan temidas neoplasias malignas.
Nuestros conocimientos médicos y odontológicos nos hacen ser conscientes de todas estas enfermedades lo cual revierte en su salud buco-dental.

¿Cómo se diagnostican las lesiones bucales?

Mediante una exploración clínica de la cavidad bucal y específicamente de la mucosa oral (labios, lengua, mejillas, paladar, suelo de la boca). En algunos casos es recomendable realizar pruebas complementarias como radiografías, exámenes microbiológicos o biopsias para poder llegar a un diagnóstico certero.

¿Cómo se tratan las lesiones bucales?

El tratamiento está en función de la causa y el tipo de lesión. Habitualmente es un tratamiento médico con fármacos, tanto de aplicación tópica (enjuagues de soluciones antisépticas y/ o corticoides) como por vía oral. En otros casos puede ser necesaria la extirpación de la lesión, mediante técnicas quirúrgicas sencillas y poco traumáticas con la utilización del láser dental.
Posteriormente a la extirpación de la lesión se procederá a su estudio anatomopatológico para determinar exactamente de qué tipo de lesión se trata.

Aftas (“llagas”)

¿Qué son las aftas?

Las aftas son pequeñas ulceraciones dolorosas que aparecen en la mucosa bucal, en forma de manchas blanquecinas redondas con una aureola roja. Es común que la llaga se forme sobre el tejido blando, particularmente en el interior del labio o mejilla, sobre la lengua o en el paladar blando y, algunas veces, en la garganta.

¿Cuáles son las causas que las producen?
Las causas se desconocen, aunque hay varios factores que están implicados en su aparición, entre los que destacan factores traumáticos, emocionales, alérgicos e inmunológicos. El cansancio y el estrés pueden aumentar la probabilidad de sufrir aftas bucales.

¿Cuáles son los síntomas?
El síntoma principal de las aftas es el dolor, que habitualmente es mayor de lo que cabría esperar de algo tan pequeño; dura de 4 a 10 días y empeora cuando la lengua roza la llaga o se ingieren alimentos calientes o picantes. En casos graves puede aparecer fiebre, inflamación de los ganglios del cuello y una sensación general de malestar. Muchas personas afectadas de aftas las padecen de forma recidivante (una o más veces al año).

¿Cuál es el tratamiento de las aftas?
Las aftas bucales usualmente se sanan en una semana o dos, pero los brotes recurrentes son comunes. Si tiene un afta bucal, debe evitar los alimentos picantes, muy sazonados o acídicos. Los anestésicos tópicos sin receta pueden proporcionar alivio temporal. Enjuagarse con enjuagues bucales antimicrobianos puede ayudar a reducir la irritación. Uno de los tratamientos muy efectivo para reducir la sintomatología y la duración de la lesión es la aplicación del láser de baja potencia sobre la zona.

Herpes Oral

¿Qué es el herpes oral?

La infección por herpes oral primario (gingivoestomatitis herpética primaria) es una infección primaria originada por el virus del herpes simple. Puede causar llagas dolorosas de rápido desarrollo en las encías y otras partes de la boca. El herpes secundario (herpes labial recidivante) es una reactivación local del virus que produce una úlcera en los labios.

¿Cuáles son los síntomas?
La infección primaria en el niño (herpes primario) puede producir una inflamación general de las encías y un dolor extendido por toda la boca, incluso puede dar fiebre, ganglios linfáticos inflamados en el cuello y una sensación de malestar general. Aunque la mayoría de los casos son leves y pasan desapercibidos, es frecuente que los padres confundan el trastorno con la dentición u otros procesos.
En el plazo de 2 o 3 días, unas pequeñas ampollas (vesículas) se forman en la boca del niño. Éstas podrían pasar inadvertidas porque se revientan rápidamente, dejando la boca en carne viva y dolorida. El dolor puede sentirse en cualquier parte de la boca pero siempre incluye las encías.
Aunque el niño mejora al cabo de una semana o incluso antes, el virus del herpes simple no abandona jamás el cuerpo y la infección presenta con frecuencia nuevos brotes en otro momento de la vida (herpes secundario).
En el adulto pueden darse recidivas posteriores (herpes secundario) que generalmente da lugar al herpes labial (“ampollas febriles”). Con frecuencia, estas recidivas se desencadenan a consecuencia de quemaduras del sol en los labios, un resfriado, fiebre, alergia alimentaria, una herida en la boca, un tratamiento dental o bien a consecuencia de la ansiedad. Normalmente aparece una llaga abierta y en carne viva en el labio externo y luego se convierte en costra.

¿Cuál es el tratamiento?

El principal objetivo del tratamiento para el herpes primario consiste en aliviar el dolor para que el paciente pueda dormir, comer y beber con normalidad. El dolor puede impedir que el niño coma y beba; esto, combinado con la fiebre, puede causar su deshidratación. Por ello, cuanto más líquido beba el niño, mejor. Para aliviar el dolor en adultos o niños de más edad se puede usar, por prescripción médica, un enjuague bucal anestésico como la lidocaína. Un enjuague bucal que contenga bicarbonato de sodio también puede aliviar.
El tratamiento para el herpes secundario (labial) es más eficaz cuando se inicia antes de la aparición de las ampollas, en cuanto se tienen los primeros síntomas (pródromo). Para evitar la aparición de ampollas se recomienda proteger los labios de la luz solar directa. Además, se deben evitar actividades y alimentos que puedan causar recidivas.
El bálsamo de aciclovir puede reducir la intensidad y curar la llaga con mayor rapidez. Se pueden prescribir cápsulas de aciclovir para los casos agudos y para las personas con inmunodeficiencia.

Candidiasis Oral

¿Qué es la Candidiasis Oral?
La candidiasis oral es una infección micótica (hongos) de la boca causada por un crecimiento excesivo de la levadura Candida albicans. Por lo general, la candidiasis bucal comienza en la lengua y dentro de las mejillas y se puede propagar al paladar, encías, amígdalas, y garganta. En casos severos, la infección se puede propagar a la laringe, tracto digestivo, sistema respiratorio o piel.

¿Cuáles son las causas?
Muchos microorganismos viven en la boca, incluyendo cándida y bacterias. La candidiasis bucal ocurre cuando se afecta el equilibrio normal de estos organismos. Esta situación permite el crecimiento excesivo de Candida.
Ocurre más frecuentemente en las personas muy jóvenes, ancianas, o debilitadas por una enfermedad o las que tienen el sistema inmunológico funcionando incorrectamente. También puede ser resultado de los tratamientos con antibióticos, que reducen las bacterias normales en la boca.

¿Cuáles son los síntomas?
Los síntomas de candidiasis oral ocurren en la boca. Los síntomas incluyen:
• Porciones blancas y protuberantes
• Porciones enrojecidas, ligeramente protuberantes
• Secreción con una apariencia similar a grumos (como queso cottage)
• Cubierta gruesa, color café oscuro en la boca
• Boca seca
• Fisuras o agrietamientos en la boca
Si la infección se propaga hacia abajo del esófago, también se puede experimentar dificultad o dolor al deglutir.
Si la candidiasis bucal se propaga sistémicamente, puede aparecer fiebre.

¿Cómo se diagnostica la candidiasis oral?

El odontólogo le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos, y examinará su boca. Se puede tomar una muestra de células del área afectada mediante un raspado y examinarse bajo un microscopio.

¿Cuál es el tratamiento de la candidiasis oral?
El objetivo del tratamiento es restablecer el equilibrio normal de bacterias y cándida en la boca. Los tratamientos suelen incluir medicamentos antimicóticos e instrucciones de higiene bucal.

¿Se puede prevenir la candidiasis oral?
Sí. Existen algunas medidas preventivas que se pueden tomar para reducir el riesgo de candidiasis bucal:
• La candidiasis bucal en adultos está asociada con el SIDA. Realícese una prueba de VIH y siga las pautas de prevención recomendadas.
• Si usted es propenso a la candidiasis bucal, puede recibir medicamentos antimicóticos como una medida preventiva.
• Si usted es propenso a candidiasis bucal, evite el uso excesivo de enjuagues bucales y aerosoles bucales. Estos pueden alterar el equilibrio normal de cándida y bacterias en su boca.
• Si su bebé tiene tendencia a desarrollar candidiasis bucal y usa biberón, use tetinas desechables.
• Evite el uso innecesario de antibióticos. Si usted debe tomar antibióticos, considere comer yogurt o usar tabletas de acidophilus durante el tratamiento antibiótico durante varias semanas a partir de entonces.
• Disminuya el consumo de azúcar y de alimentos y bebidas que contengan levadura, como pan, vino y cerveza.
• Si usted usa un inhalador de cortisona, enjuague su boca minuciosamente después de cada uso.

Leucoplasia Oral

¿Qué es la leucoplasia oral?

La leucoplasia oral es una placa o mancha normalmente blanquecina que no se desprende al rasparla y que no puede ser confundida con otra enfermedad. Se forma en las encías, la lengua, o dentro de las mejillas y es causada por el crecimiento celular excesivo.

¿Cuáles son las causas de la leucoplasia?
No está clara la causa de la leucoplasia, pero con frecuencia se desarrolla a raíz de irritación crónica, como superficies ásperas en dentaduras postizas, empastes dentales, o coronas. Son comunes entre los que usan el tabaco o por morderse el interior de las mejillas. El peligro de la leucoplasia es que puede convertirse en cancerosa.

¿Cuál es el tratamiento de la leucoplasia?
El tratamiento envuelve la identificación de los factores que pueden causar la lesión. Para algunos, esto significa dejar de usar el tabaco. Para otros, significa reemplazar las dentaduras y los puentes que ya no ajustan apropiadamente. El dentista examinará la lesión a intervalos de tres a seis meses dependiendo del tipo, la localización y el tamaño. Se debe examinar cualquier úlcera que persista por una semana o más.

Liquen Plano Oral

¿Qué es el liquen plano?

El liquen plano es una enfermedad inflamatoria de la piel y de las mucosas, que cursa a brotes y produce unas pápulas blanquecinas en la piel y en la mucosa bucal que asemejan a una telaraña. Se considera una enfermedad autoinmunitaria.

¿Cuáles son las causas del liquen plano oral?
La causa exacta del liquen plano se desconoce, pero es probable que esté relacionada con una reacción alérgica o inmunitaria.
Hay algunos factores de riesgo que podrían desencadenar liquen plano oral, como son:
• Exposición a medicamentos, colorantes y otras sustancias químicas.
• Infección por el virus de la hepatitis C.
• Personas con Lupus eritematoso sistémico.
• Injertos de piel.

El liquen plano generalmente afecta a personas adultas de mediana edad (sobretodo mujeres) y es menos frecuente en los niños.

¿Cuáles son los síntomas del liquen plano en la cavidad bucal?
La lesión más frecuente que aparece en la boca es en forma de “pinceladas” blanquecinas que asemeja a una telaraña, o bien en forma de pápulas pequeñas (“granos arenosos”). Normalmente estas lesiones aparecen en el interior de las mejillas o a los lados de la lengua, aunque también pueden aparecer en las encías. En la boca no suelen dar dolor ni picor, a diferencia de las lesiones en la piel, pero a veces pueden aparecer lesiones rojas que se ulceran y que producen más molestias.

¿Cómo se diagnostica el liquen plano oral?
El odontólogo le preguntará acerca de sus síntomas, medicamentos e historial médico. Se le realizará un examen físico y, si es conveniente, podrá ser remitido a un especialista (dermatólogo) para que realice el diagnóstico definitivo.

¿Cuál es el tratamiento del liquen plano oral?
Hasta ahora no hay cura para el liquen plano, aunque hay ciertos medicamentos usados para reducir los efectos de la inflamación. Los medicamentos que con frecuencia se incluyen en la terapia sintomática del liquen plano incluyen esteroides, vitamina A, medicamentos inmunosupresivos, etc. Igualmente su odontólogo o dermatólogo le orientará sobre el mejor tratamiento para usted.

Tumores Benignos de la mucosa oral

¿Qué son los tumores benignos?

Existen varios tipos de tumores benignos (tumoraciones no cancerosas) que pueden aparecer en la cavidad oral. Algunos tumores benignos desaparecen por sí solos, pero otros deberán extirparse quirúrgicamente.

¿Cuáles son los tumores benignos más frecuentes en la cavidad bucal?


Los tumores benignos más frecuentes que aparecen en la cavidad bucal son:
1. PAPILOMAS: son como unas verrugas duras de color blanco o rosado en forma de “coliflor”. Se desconoce su causa, aunque puede ser de origen vírico (virus del papiloma humano).

2. FIBROMAS: son los tumores benignos más frecuentes de la cavidad bucal. En realidad son agrandamientos fibrosos, que se presentan en cualquier zona de la boca (lengua, encía, mejillas…) y son bien delimitados, tersos brillantes, redondeados. Suelen salir en zonas de roce (como por ejemplo debido al roce de la prótesis dental).

3. ÉPULIS: se llama épulis a cualquier agrandamiento que aparece en la encía; es decir, es un fibroma en la encía. Suele producirse por el roce de una prótesis mal ajustada. Se produce el crecimiento fibroso en forma de doble labio y va creciendo hasta formar el épulis. Estos épulis cuando son pequeños desaparecen si hacemos un retoque y ajustamos la prótesis, pero cuando han adquirido cierto tamaño deben eliminarse quirúrgicamente. Una forma de épulis es el “épulis del embarazo”, que aparece en gestantes y normalmente desaparece en el postparto.

4. MUCOCELE: es una tumefacción redonda, de tamaño variable rellena de líquido en su interior. Es una afectación de las glándulas salivales menores y cuando salen en el suelo de la boca se llaman RÁNULAS. Pueden romperse espontáneamente, pero se vuelven a formar con gran facilidad.

5. ANGIOMAS: son tumoraciones benignas de los vasos sanguíneos, casi siempre es cóngénita (de nacimiento), aunque pueden salir en los adultos. Es una lesión plana o ligeramente abultada, aunque hay casos de tamaño muy grande, se caracteriza por su coloración azulada y al ser vascular pueden cambiar de color según la presión que hagamos sobre la tumoración. Al presionar palidecen, y esto es útil para hacer diagnóstico diferencial con otros procesos azulados al presionar no cambian de color. Los hemangiomas pueden fluctuar y el paciente puede notar “latidos”, también en esfuerzos hay pacientes que notan que cambian de tamaño.

Cáncer Oral

¿Qué es el cáncer oral?

El cáncer oral es el cáncer localizado en la cavidad bucal (el área de la boca) y la orofaringe (el área de la garganta que está en la parte posterior de la boca).
El cáncer oral se produce en los labios (generalmente, en el inferior), dentro de la boca, en la parte posterior de la garganta, en las amígdalas o en las glándulas salivales. Afecta con mayor frecuencia a los hombres que a las mujeres, y principalmente lo padecen personas mayores de 40 años

¿Cuáles son las causas del cáncer oral?

El hecho de fumar y otros usos del tabaco están asociados con un 70-80% de los casos de cáncer oral. El consumo de alcohol en exceso también está asociado con el aumento del riesgo de cáncer oral. Además, El abuso combinado de alcohol y tabaco ejerce un efecto multiplicador del riesgo a desarrollar un cáncer de cavidad oral. Este riesgo es aproximadamente 15 veces superior en el consumidor de alcohol y tabaco que el de una persona que no tiene ninguno de estos hábitos.
Existen otros factores que se han relacionado con la aparición de un cáncer de la cavidad oral como son:
• Una irritación crónica (a causa, por ejemplo, de dientes ásperos, dentaduras postizas u obturaciones).
• Una infección por el virus del papiloma humano.
• Una higiene bucal y dental deficiente.

¿Cuáles son los síntomas del cáncer oral?
Los síntomas pueden incluir:
• Una llaga en los labios, en las encías o dentro de la boca que sangra con facilidad y no cicatriza.
• Un bulto o engrosamiento en la mejilla que se puede percibir con la lengua.
• Pérdida de sensaciones o adormecimiento en alguna parte de la boca.
• Manchas blancas (leucoplasias) o rojas (eritroplasias) en las encías, la lengua o dentro de la boca.
• Dificultad para masticar o deglutir los alimentos.
• Dolor, sin explicación alguna, en la boca o sensación de obstrucción en la garganta.
• Hinchazón muy fuerte de la mandíbula, provocando que la prótesis no se ajuste apropiadamente.
• Cambio en la voz.
No siempre se puede identificar los primeros signos de alerta, de allí la importancia de las revisiones odontológicas regulares. A pesar de que algunos pacientes no acuden al odontólogo hasta presentar síntomas importantes, el síntoma más frecuente es la presencia de molestias inespecíficas en la boca. Normalmente, las lesiones pequeñas no dan dolor. El dolor aparece cuando las lesiones se hacen infiltrantes y se ulceran. El odontólogo cuenta con la capacitación necesaria para identificar las señales de alerta del cáncer bucal.

¿Qué recomendaciones preventivas están indicadas?

Es recomendable abandonar el tabaquismo y el consumo excesivo de bebidas alcohólicas (prevención primaria). La Sociedad Americana del Cáncer recomienda una exploración de la cavidad oral (inspección y palpación) a todos aquellos pacientes que tengan factores de riesgo, y el odontólogo remitirá al especialista a aquellos pacientes con lesiones o condiciones sospechosas de cáncer bucal. Por lo tanto, son recomendables las visitas periódicas al odontólogo para poder actuar a tiempo ante este tipo de circunstancias.

¿Cómo se diagnostica un cáncer de la cavidad oral?
El único método objetivo de realizar un diagnóstico de certeza de un cáncer de la cavidad oral es la realización de una biopsia. Las biopsias de lesiones de la cavidad oral se realizan, habitualmente, con anestesia local, y no suponen grandes molestias para el paciente. Es por ello que ante la más mínima sospecha es preferible hacer una biopsia de más que de menos.

Regreso al contenido | Regreso al menu principal